El tiempo

EL TIEMPO:  Eclesiastes 3:1-15

Tiempo

Nuestra vida esta regida por el tiempo, vivimos gracias a él y en él y evidentemente, también morimos en él. Nosotros como seres humanos pensamos que el tiempo es nuestro y que podemos ahorrarlo o perderlo. No podemos comprarlo, pero hablamos de gastarlo y creemos que organizarlo bien es la clave de todo.

El tiempo constituye una medición útil, pero solo tiene el valor que le adjudiquemos. La enciclopedia lo define como “un intervalo que separa dos puntos de un continuo”.

El tiempo es el mismo para todos, no importa en que parte del mundo estés. Albert Einstein decía que “el tiempo dependía de la percepción de cada persona” (imaginemos a una pareja en la iglesia, ambos están escuchando la misma predicación, pero a él no le gusta y a ella si. Así que para ella, termino muy pronto la predicación y para él fue una eternidad. Así que el tiempo que experimenta una persona, no es mismo que experimenta la otra.

Cuando empezaron a sacar a los mineros de la tierra de una profundidad de mas de 600 metros. Duraron casi 3 meses, pero para unos fueron 3 años, para otro tal vez fueron 3 horas. Y durante ese tiempo un minero le dieron la noticia que ya era papá, otro le pidió a su mujer que fuera su esposa aun después de tener ya dos hijos juntos, se dieron cuenta del valor del tiempo.

Cuando un medico comunica a unos de sus pacientes que padece una enfermedad terminal, los sentimientos de este respecto al tiempo se vuelven muy intensos. De repente le parece que no hay suficiente tiempo. Esta es la hora de las contradicciones de la vida; cuando pasamos de lo abstracto a lo real, nos damos cuenta por primera vez que nuestro tiempo es limitado.

Dante Gebel mencionaba una historia de un rey que les pidió a sus sabios una frase  para cuando estuviera en los momentos mas críticos de su vida, esta frase le pudiera ayudar y así sucedió, estos hombres escribieron una frase. llego el momento en que su vida estaba en peligro y recordó que tenia en ese papel aquella frase que le habían dado, y rápido se apresuro a leerla y la frase simplemente decía “esto también pasara”. Y así sucedió, el peligro pasó y después de muchos años andando en su carruaje real, la gente le aplaudía  y lo ovacionaba y se acerca uno de sus sabios y le dice “este es también un buen momento para leer la frase” !Esto también pasara!.

Pastor Obed N. Jerónimo Zúñiga

Anuncios

1 comentario

  1. Danii Mtzz

    DiOs ls bendigaa aka pasO a saludarlOs y desearlees qe este añO qe ya empezoo las fuerzas y el aliento en la obra de DiOs no decaigaa ,, la luchaa y la batalla para ganarle terreno al enemiigo contiinuaa ,, Dios les de lo necesario para poder continuar,, me encanto el mensaje y qe los siga inspirando por ase cada vez las cosas mejores. mis mejores deseos y muchas bendiiciones de su amigo en CristO ,, Daniiel Mtz. 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: